El sable, la mejor de las tres armas.

Buenas. Este post es el primero de una serie de tres. En cada uno de ellos, alguien que lleva toda su vida dedicada a la esgrima, especializado en un arma en concreto, nos contará por qué su arma es la mejor. Empezamos con el sable, porque yo hago sable ;).

Si le preguntamos a cualquiera (exceptuando algún purista) que sepa algo de esgrima, te dirá que el sable es el arma más espectacular. Si le enseñamos a alguien que no sabe nada de esgrima un video de espada, otro de florete y otro de sable, sin lugar a dudas con el que más impresionado queda es con el de sable. La más rápida, espectacular, dinámica, tensa…. Aunque no sepas de qué va, ves un asalto de sable y se te ponen los pelos de punta. Dos contrincantes luchando, gritando, moviéndose a toda velocidad que uno no sabe si mirar las luces, mirar a uno, al otro, al árbitro. Y todo esto que estoy hablando es sólo desde fuera; todavía no me he metido en lo que se siente desde dentro.

Un repasito rápido sobre las normas del sable. Tampoco me quiero enrollar mucho porque este post no trata sobre eso. Nada más se puede tocar en el tronco, brazos y cabeza.

Blanco válido en sable.

Blanco válido en sable.

En sable, como en florete, existe una cosa que se llama la prioridad. Esto significa que si los dos adversarios se tocan al mismo tiempo no se le otorga un punto a cada uno, si no el punto es para el que tenía la prioridad. ¿ Quién tiene la prioridad ?. El que ataca, el que va hacia delante. El defensor, el que retrocede, deberá robarle la prioridad al atacante si quiere que al tocar el punto le sea dado. Y el juego es básicamente eso, si tengo la prioridad tendré que atacar sin que me quiten la prioridad, y si no la tengo tendré que quitársela a mi oponente para poder atacar. ¿Quién tiene la prioridad primero ?. En un asalto los oponentes se ponen en las líneas de puesta en guardia y el asalto empieza con la señal del árbitro. Si los dos realizan el mismo movimiento hacia delante y se tocan a la vez, se produce un simultáneo lo cual significa que el punto no es para ninguno, porque ninguno ha conseguido la prioridad. La cosa es que si estuvieran así, ninguno conseguiría puntos y ninguno ganaría el asalto, así que alguno se la tendrá que jugar a parar el ataque del contrario, o hacer que falle de alguna manera, pero para eso tienes que “ceder” la prioridad al otro para que este pueda fallar su ataque y perderla, pasando en ese momento a ti. Aquí entra la estrategia de este arma.
Lo más curioso es que dentro de crear tu propia estrategia, tienes que tener automatizada cualquier alternativa por si eso que pensábamos hacer no sale. Como cualquier deporte de combate, la esgrima tiene el factor del adversario que es un tipo que también piensa, también te quiere ganar, también puede ser más listo que tú, o mejor tecnicamente que tú, o ser fisicamente más fuerte, más rápido… Por eso hay que tener la capacidad en muy poco tiempo, menos de un segundo, de modificar nuestra estrategia y actuar y pensar en consecuencia al cambio que se ha sucedido. En espada y florete eso no sucede, son armas más lentas, más calculadoras, menos explosivas, menos espectaculares.
Los tiradores procedentes de otras armas ven el sable como dos personas yendo como burros a pegarse sablazos. Muy lejos de la realidad, en sable la estrategia, junto con la técnica, es lo más importante. Las distancias y los tiempos son mínimos, por eso hay que ser bueno tecnicamente. Anticiparse al contrario y saber lo que va a hacer es la parte de la estrategia. Ser más listo y además tener la capacidad física y técnica de poder hacerle caer en tu trampa. Sin tiempo apenas para pensar, solo el tiempo que hay entre un tocado y la voz del árbitro dando el adelante. En las otras armas lo del listos-adelante, es un mero “trámite”, puedes estar quieto pensando qué hacer. En sable si te quedas quieto no tienes nada que hacer.

Para tener una buena estrategia en sable tienes que fijarte en muchas cosas. Si puedes ver a tu adversario tirando con otra persona tendrás mucha información. Dónde falla, qué es lo que siempre hace y le sale, y lo que siempre hace y no le sale. Ver sus errores y sus aciertos. Digamos que si un tirador para muy bien cuarta, con una pequeña finta al travesón se irá rápidamente a cuarta, porque es una acción que le sale bien y confía en ella. Pues podemos aprovecharnos de eso. Una vez en el asalto también tenemos que fijarnos y aprender de nuestros errores. El mismo ejemplo. Si me han parado tres veces cuarta, seamos listos y hagamos creer a nuestro adversario que nos puede parar otra vez anticipándonos a él y cambiando el blanco en el momento oportuno. También tenemos que fijarnos en lo que nos sale a nosotros y seguir con ello sin cambiar hasta que el contrario se de cuenta y use otra estrategia. Lo impresionante es que todo esto tienes que pensarlo en segundos, incluso cuando vienen hacia ti a toda velocidad y ves en tu cabeza a cámara lenta el momento en el que te tiraron al travesón varios tocados antes y ZAS!, la cuarta te sale sola y ganas el tocado. Eso es velocidad de reacción, reflejos, espectáculo, tensión; eso es sable, y eso es lo que no tienen el resto de las armas. Sí, tienes que ser rápido, tener reflejos, potencia, fuerza…. pero no como en el sable.

Luego está la parte del árbitro. Digamos que el sable es el arma más subjetiva a la hora de arbitrar. Hay acciones en las que realmente el tocado puede ser para cualquiera de los dos y se lo otorgue a quien se lo otorgue el árbitro, será correcto. Así es. Por eso también hay que “jugar” con el árbitro. Ver en esas acciones dudosas a quién le da el tocado y por qué. Además según el caracter del árbitro tendrás que actuar en consecuencia. A un árbitro serio, con presencia y autoridad, que no duda en sus decisiones, no puedes gritarle, ni exigirle nada. A estos árbitros hay que hablarles, tranquilos, comentarles las cosas para que se fijen, siempre con mucho respeto y hasta pidiendo perdón por hacerlo. De esta manera te escucharán y probablemente consigas que estén más atentos a lo que les has dicho. Si lo haces de otra manera se enfadarán por poner en duda su criterio y te pasará factura. A un árbitro dudoso e inseguro tienes que hacerle dudar más, hacerle pensar que se está equivocando de verdad en tu contra. En esos momentos, ante la duda, preferirá que no le echen una bronca. Esto se puede ver en los mejores tiradores y entrenadores. Por eso para hacer sable hay que ser más “pillo” que en las otras armas, tener en cuenta todo. Al árbitro, al tirador, parar el asalto cuando el otro nos está metiendo muchos tocados. Además de para pensar nosotros algo, para que a el otro se le corte la racha, se desconcentre. Se puede parar el asalto haciendo que te haces daño, hablando con el árbitro, atándote un cordón, subiéndote la media. Es increible lo rápido que puede funcionar la mente y la de cosas que se pueden pensar, y todo esto bajo presión, cansado, sudando, con calor….

En la parte física solo diré que es importante la fuerza, velocidad y potencia de las piernas así como su elasticidad. Un buen abdomen para mantener siempre el tronco recto. Velocidad y fuerza del brazo armado también son imprescindibles. No podemos olvidarnos de la resistencia. Aunque sean asaltos cortos, son de gran intensidad y hace falta tener una buena resistencia cardio-pulmonar para aguantar el ritmo del contrario. En alta competición la preparación física es muchas veces la diferencia entre ganar o perder.

Fuerza, velocidad, reflejos, inteligencia, estrategia, técnica, concentración, toma de decisiones bajo presión y con agotamiento, explosividad, picardía, observación.

SABLE.

Sable

Sable

Anuncios
Comments
11 Responses to “El sable, la mejor de las tres armas.”
  1. Emma dice:

    I was recommended this website via my cousin. I am no longer positive whether
    or not this post is written via him as no one else know such
    designated about my trouble. You are wonderful! Thank you!

  2. Rapier dice:

    EwIen,

    cierto que muchos duelos “reales” acababan con tocado doble e incluso los dos duelistas “respirando poco”, pero al final lo de la mejor arma es una opción y gusto personal, y estoy de acuerdo en ese pique sano. Yo siempre he tirado espada (¿se me nota?) y desde luego no la veo ni tan lenta ni tan poco espectacular como suelen comentar los sablistas; he probado sable y cuando el nivel es bajo es divertido (se alarga el punto). Ahora, en iniciación es igual de coñazo/lento que la espada; en competición (leer comentario anterior), lo dicho, 1 segundo de esgrima y 7 de puesta en guardia-decisión del árbitro-discusión sobre el punto-puesta en guadia. Como el otro día le comentaba a un amigo (sablista, pero majo), tanto que os gustan los “tocados express” a ver si oipináis lo mismo de un polv….. de 2 segundos, ja, ja, ja
    Por cierto, ¿y del florete qué? Yo quiero probarlo también y poder opinar ¿se tira florete en el club)

    • Claro que hay florete en el club. Por ahora los lunes y miércoles a partir de las 8:30 la gente de la clase de florete se queda a tirar. Es un grupo que está creciendo. Dadle tiempo.

  3. EwIen dice:

    Rapier, entiendo que seguramente mucha gente hable desde el desconocimiento, pero no es mi caso. Yo comencé en espada y en cuanto me dejaron cambié a sable! Tanta velocidad hace de este arma puro espectáculo que, coincidirás conmigo, no se consigue en otras. Que no quiere decir que el resto no sea divertido, que la esgrima es esgrima en cualquiera de sus modalidades y es un deporte genial, pero personalmente.. El sable es el mejor arma que existe!!
    Por otro lado, con respecto a la convención, no puedo imaginar un duelo en la antigüedad en el que al ir a recibir una estocada del contrario, en vez de proteger la vida cubriéndose o esquivando, lance también un golpe porque como cuenta doble, pues no pasa nada.. nos morimos los dos un poquito y ya está!!

  4. Rapier dice:

    “Yastamos”. De verdad que no entiendo el fanatismo de cierto sector sablista. ¿Por qué la crítica casi siempre desde la ignorancia? Yo nunca había tirado sable, lo he hecho un par de veces y ahora puedo opinar, pero no antes. No acabo de entender muy bien el sentido de la convención, pero me la imagino en una batalla de verdad: vas hacia un tipo sable en ristre dispuesto a partirlo en dos y cuando él te corta un brazo “no hombre, no, eso no vale, jolines, que yo tengo la prioridad”; no me jodas, hombre. Curiosamente, la gran MAYORÍA de sablistas “normales” (insisto, excluyo el sector integrista, que por cierto en espada no sé si existe, desde luego no lo he visto nunca) que prueban a tirar espada están encantados y les gusta y repiten. Y conozco MUCHOS espadistas ex-sablistas, aburridos de arbitrar y discutir de quién es el tocado. Curiosamente, no veo la misma fijación con el florete (me encantaría conocerlo, no he tenido ocasión) que veo contra la espada. ¿Quizás ese desprecio sablista viene originado por alguna oscura motivación (entiéndase con ironía y buen humor) tal como extreñimiento, insatisfactoria vida sexual, jefe insoportable, el atasco diario, la hipoteca, etc.?
    No sé, cada vez que oigo/leo las fantásticas características del sable, luego no las veo en la pista, excepto cuando son AFICIONADOS con su correspondiente bajito nivel. Ejemplo: de un video de 8 segundos (1 tocado) del pasado Torneo Villa de Madrid (fui a verlo porque queía ver sable “de verdad”), 3 segundos corresponden a la preparación y los 4 segundos del final a la decisión del árbitro y preparación para el siguiente. Total, de esgrima 1 segundo. ¿Y eso es lo acojonante del sable? Lo siento pero no lo pillo.

    • Buenas Rapier! Por fin alguien que dice lo que piensa. Quiero comentarte que el “fanatismo”, lo tiene siempre cierto sector de todas las armas. Normal que a cada uno la suya le parezca lo mejor. No te preocupes que, como comento en el blog, vendrá un loco por la espada a defender su arma y diferenciarla de las demás. En ningún momento se ha pretendido descalificar a las otras armas, pero digamos que muchas veces para decir que algo es mejor que lo otro, hay que decir que lo otro no es lo mejor. No se si me explico. Por otro lado no estamos criticando desde la ignorancia. Yo personalmente llevo toda mi vida, desde los 10 años, haciendo esgrima y tengo 25. Sí, solo sable, pero he tirado todas las armas, soy árbitro de las tres armas y he visto mucha mucha espada en numerosos mundiales, copas del mundo y viendo entrenar a los mejores de España e incluso enchufándome con ellos a tirar algún asaltillo de broma.
      No hay oscura motivación, lo que hay, y me parece muy sano, es un “pique” de toda la vida entre las diferentes armas. Eso es lo que quiero que salga aquí, ese “pique” de toda la vida, siempre desde el respeto y con argumentos.
      Por último, sí, lo “acojonante” del sable es es la rapidez. Esa es su espectacularidad y su dificultad. No hay tiempo para estarse quieto. Así es. El tener que pensar, actuar y rectificar correctamente en ese segundo, es lo impresionante.
      Respondiendo a lo de la batalla la verdad, si le vas a dar un sablazo a tu oponente y el te corta el brazo antes, aunque tuvieras la prioridad, eso se llama ataque sobre la preparación y el punto es para el que defendía, por mucho que no tuviera la prioridad.

      Muchas gracias otra vez por participar y por expresar tu opinión. Te doy la razón en una cosa, los sablistas, hablamos mucho y muchas veces desde la ignorancia, pero es solo por molestar. jejeje. 😉

  5. Girien dice:

    Hola, un par de dudillas, soy un poco novato en esgrima (espada), y estoy de acuerdo en la espectacularidad de la esgrima de sable, de hecho es por la que me interese en un principio, pero me comentaron que por mi complexion (soy alto, casi 1,90 y tengo los brazos bastante largos) era recomendable que me centrara en espada,
    ¿Hasta que punto eso es cierto? ¿Puede suponerme el tamaño un handicap en el sable o viceversa en la espada una ventaja?

    Gracias por la ayuda

    • Buenas. Muchas gracias lo primero por comentar el blog.
      Te comento que lo mismo mi respuesta no le gusta a todo el mundo. Verás la altura, si eres coordinado, te sabes mover bien y tienes buena psicomotricidad, será un handicap tanto en espada como en sable. Cierto es que predomina más la gente alta en espada que en sable, por lo que te sería más útil en sable ya que no son tan altos como los espadistas. Ahora bien si de coordinación no andas muy bien será mucho más complicado el sable que la espada. Todo el mundo sabe que la gente alta muchas veces tiene más dificultades de coordinación, porque mover cuerpos tan grandes es complicado, y esa es una de las razonas por las que recomiendan la espada a gente alta. Pero si de coordinación andas bien, el sable es tu arma y te dará muchas ventajas sobre el contrario, y ya si eres zurdo mejor que mejor.

      Un saludo.

    • Rapier dice:

      Mira, macho,

      desde que el mundo es redondo (bueno, ligeramente achatado) y da vueltas alrededor del sol, ser alto siempre ha sido una ventaja, especialmente en el deporte (quitando excepciones, p. ej. los “bajitos del fútbol”, etc.).
      Estoy harto de tirar con genta alta, yo no me considero bajo (1,83) y a nada que entrenen, tengan reflejos y trabajen coordinación y velocidad te aseguro que son tiradores de primera. Como todo, hay que entrenar y aprender (después vendrá el dominar) la técnica. Te sugiero que, por lo menos, pruebes las tres armas. Te llevarás agradables sorpresas.
      A no ser que te quieras dedicar a las canicas, entonces para agacharte tendrás un problema grave de dolores de espalda, ja, ja

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Esgrima desde dentro estoesesgrima.wordpress.com/2011/05/23/el-sable-la-mejor-…  por alexdrito hace 3 segundos […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: